Lunes 29.05.2017
Planetacb

HISTORIAS

Arantxa Novo y el ascenso de UPV a Liga Femenina 1

Mañana comienza la fase de ascenso a Liga Femenina 1 en León. Ocho equipos lucharán por conseguir dos plazas para la próxima temporada en la máxima categoría del baloncesto español, siempre que el dinero no lo impida. Es buen momento de recordar a una gran jugadora que pasó por esto: Arantxa Novo.

Foto: FEB.es
Foto: FEB.es
Arantxa Novo y el ascenso de UPV a Liga Femenina 1

Corría el mes de abril de 2013. Universidad de País Vasco, UPV en adelante, llegaba a la fase de ascenso, que se disputaría en Cáceres, como líder del grupo B de la Liga Femenina 2, con 19 victorias y tres derrotas. Junto a las chicas de UPV, Clickseguros Casablanca, Centros Único Real Canoe, GDKO Ibaizabal, Feel Cortegada, Al-Qazeres, Universitario de Ferrol y Durán Maquinaria Ensino se jugarían dos plazas de ascenso a la primera división, el sueño de cualquier jugadora. UPV partía como una de las grandes favoritas a ello y no dudó en validar rápidamente su condición. No obstante, contaba con grandes jugadoras de la talla de Stephanie Madden, con una media de 13’9 puntos y 9’8 rebotes por partido en fase regular, y sobre todo la espectacular Arantxa Novo, con una media de 19’2 puntos, 7’2 rebotes, 4’7 asistencias y 22’6 de valoración en cada uno de los 21 partidos que disputó. Una pasada.

Arantxa Novo, de Ferrol, tenía 30 años cuando llegó a esta fase final. Jugar en Liga Femenina 1 no era nuevo para ella. Ya lo había hecho con Ensino entre el año 2000 y el 2004, con Puig D’en Valls la temporada siguiente, de nuevo con Ensino en la 2006/2007, con Rivas la siguiente campaña y con Cortegada otro año más, hasta que en 2009 llegó a UPV, que estaba en Liga Femenina 2. Siempre se ha comentado que el equipo vasco tiene mucho dinero para la categoría, por lo que partía como favorita al poder hacerse con un gran equipo. Pero no fue hasta esta temporada, la 2012/2013, que logran el ansiado ascenso.

En Cáceres, UPV gana en el grupo a Universitario de Ferrol (79-72) con 12 puntos, siete rebotes, 15 asistencias y 25 de valoración de Arantxa Novo. La igualó en el último apartado Olabarría y la superó Madden sumando uno más con 18 puntos y nueve rebotes. Primera victoria conseguida. El siguiente paso era GDKO Ibaizabal, rival del mismo grupo en liga regular. La victoria llegó de nuevo con un espectacular 57-81 con 30 de valoración de Miriam Foraste y, atención, un espectacular, ATENCIÓN, 57 de valoración de Arantxa Novo. La base gallega sumó 41 puntos, 12 rebotes, nueve asistencias y cuatro balones robados, además de recibir 10 faltas y no cometer ninguna. Podría haber sumado más si no hubiera llegado a perder seis balones.

Con dos victorias, su pase a una de las dos finales para el ascenso era un hecho. Pero UPV no quiso despistarse ni un segundo y salió a ganar el tercer encuentro a Durán Maquinaria Ensino. Eso sí, el resultado fue muy apretado, 79-77. No obstante, UPV se fue al descanso perdiendo por 34-42, por lo que tocó remontar. Arantxa Novo salió a pista sólo nueve minutos y no tuvo su día con un 1/8 en tiros de campo. Poco importaba ya, realmente. La final esperaba. La Liga Femenina 1 quedaba a una sola victoria ya.

A un partido del ascenso

Al-Qazeres, que aparte de luchar por el ascenso actuaba como anfitriona, era la rival y la cosa no empezó bien para UPV. El primer cuarto lo terminó tres puntos abajo, pero empezó a solventarlo en el segundo cuarto, cuando dejó el partido con 25-32 en el marcador gracias a un parcial de 12-22. La segunda parte de igual a igual, tanto que el último tramo del partido acabó con empate a 20 puntos. El ascenso costaría mucho pero se consiguió. Stephanie Madden estuvo sobresaliente con 26 puntos y 14 rebotes, destacando sobre todo los 10 rechaces conseguidos en defensa. Novo, nuestra protagonista, no se quedó muy atrás y sumó 18 puntos, seis rebotes, siete asistencias y siete robos de balón. UPV estaba ya en la máxima categoría del basket español.

En marzo de 2016, hace poco más de un año, Arantxa Novo anunciaba su retirada. Con 33 años y sus tres últimas campañas como jugadora en Liga Femenina 1, la gallega decidía soltar las botas para dedicarse a otros menesteres. Por culpa de ese ascenso en 2013, sólo pude disfrutar en directo de ella una vez. Una única vez en mi vida que me sirvió para ver de lo que era capaz. En la jornada 10 de esa temporada del ascenso, UPV visitó la cancha de Estudiantes y se llevó el partido de calle por 55 a 82. Novo sumó 27 puntos, ocho rebotes, nueve asistencias y 40 de valoración. Era la mejor de la categoría con mucha diferencia. No cabía duda.

Comentarios