Domingo 23.04.2017
Planetacb

ANDRÉS NOCIONI

¡¡¡Ay Chapu, qué me hiciste!!! por Pau Aimonetto, esposa de Andrés Nocioni

Esto es algo más que un artículo, es un recorrido, una historia de vida que, como todas, tiene un principio y un final, pero, sobre todo, es la muestra de que un deportista de altísimo nivel es igual que cualquiera de nosotros, con sus alegrías, sus miedos, sus ilusiones y, por encima de todo, su familia. 

Foto: Antonio Romero / Planetacb
Foto: Antonio Romero / Planetacb
¡¡¡Ay Chapu, qué me hiciste!!! por Pau Aimonetto, esposa de Andrés Nocioni

Cuando se me ocurrió ofrecer a Pau Aimonetto redactar un texto sobre los sentimientos vividos tras el anuncio de que su marido Andrés Nocioni dejaría de ser jugador profesional al final de temporada, no sabía qué respuesta iba a encontrar, podría ir desde un portazo hasta lo que realmente pasó, y fue encontrar a alguien completamente accesible y atenta, con un torrente de emociones dentro de ella pero con la suficiente firmeza para hacer las cosas sin saltarse el procedimiento y, sobre todo, con ganas de contar algo que es mejor que descubran ustedes porque seguro que quedan absolutamente encantados, nosotros solo podemos darle millones de gracias por hacernos partícipes y agradecer a Andrés Nocioni y al departamento de prensa del Real Madrid la posibilidad de realizar este artículo. 

Javier Rodríguez


¡¡¡Ay Chapu, qué me hiciste!!!  

¡¡¡Ay Chapu, qué me hiciste!!! Pará un poco que salimos en todos lados y vos por tu profesión, estás acostumbrado pero sabes que yo rehuí siempre a las entrevistas o las fotos. A lo largo de estos 20 años alguna sí que hay, pero no quiero verlas porque estaba embarazada o, parecía estarlo que es peor, ni escucharlas otra vez porque parece que tengo algunas virtudes pero ni dotes para el posado ni voz de conductora de radio que me salven en esas situaciones en las que a través de tus logros los periodistas querían hacerme algunas preguntas.

Cuando me veían con la cara destruida y llena de lágrimas esperándote cerca en los festejos de equipo. Y qué raro... ¿llorando yo? Prometo que todas fueron lágrimas de felicidad, de emoción, de orgullo, nada más lejos de dramatizar o buscar protagonismo, lamentablemente no puedo esconder mis sentimientos. ¡Pero esta vez me animé ! Primero a una nota para Real Madrid TV en la que pedí antes y por favor que fuera cortita y ahora a esta propuesta de Planetacb a "hacer un texto sobre lo vivido en estos días".

pau-equipo

Foto: Antonio Romero / Planetacb

Me asusté, lo agradecí y me lo pensé y dije: esta vez sí, ¡¡me gustaría!! Porque es mi oportunidad para decir más que las mismas 4 palabras que repetía el martes a cada uno de los que nos saludaban, felicitaban, daban ánimos o deseaban suerte y que no terminan de expresar todo lo que siento. A vos Mi amor, decirte que: ¡¿Cómo puede ser que me sorprendas una vez más?!  ¡¿Que estando a tu lado todo este tiempo no supiera lo que ibas a decir ?! Que nos llenaste de amor a mí y a los nenes y uno no debe pedir o esperar un reconocimiento pero que cuando se recibe, ¡¡¡¡¡qué bonito se siente!!!!!

También felicitarte por la honestidad y pasión con la que hablaste, la naturalidad con la que lo hiciste y la paz que nos transmitiste, una vez más cuidándonos y dándonos seguridad y protección como el gran esposo y padre que sos. ¡¡Muchas gracias!!  ¡Te amamos Chapu!  ¿Pero sabes que fue lo mejor para mí? Que con tus palabras pero sobre todo con tus actos y sin darte cuenta me quitaste el peso que me provocaba la imposibilidad de explicarle a cada adversario, en cada cancha rival que no eras con nosotros, con tus familiares o amigos el ogro que parecías en cada partido, sino un loco lindo que siempre está pensando una broma, queriendo tomar unos mates o hacer un asado, hablando mucho, a veces demasiado, tímido en la calle, inquieto en casa, fiel a sus amigos, sincero aunque duela, un esposo y padre excelente; lleno de detalles para con nosotros y un dulce con tus hijos, más tierno de lo que te puedan imaginar y muy,muy divertido.

Yo pensaba cuando escuchaba los insultos que me dolían, "¡si lo vieran por las noches leyéndole cuentos a Margarita!" Han habido estos días notas tan maravillosas, con datos certeros de tu carrera pero sobre todo cargadas de afecto y respeto que ya no me hace falta agregar nada más. Me queda por último y más difícil transmitir con palabras el agradecimiento inmenso que siento por haber podido vivir junto a mi familia esta etapa de nuestras vidas tan enriquecedora ,que no hubiera sido posible sin lo que cada uno de los q conocimos en el camino nos aportó. Como bien dijo Chapu, agradecer a cada club y sus aficiones; ciudad o país por el que pasamos. Pero quisiera llegar a todos de un modo más directo y personal y ¡son tantos que no puedo!

javi2

Como hago para que sepan que no hablo sólo de jugadores, dirigentes, agentes, cuerpos técnicos, médicos, periodistas, etc. sino de sus familiares y amigos que ellos nos prestaron "un ratito" para que nos ayuden a extrañar menos a los nuestros. Hablo de los empleados de los clubes en cualquier rango, que cumpliendo sus funciones nos hicieron la vida más fácil fuera de nuestro país, de los profesores, compañeritos y padres de los colegios por los que pasaron nuestros hijos y nos acompañaron con tanto cariño. De la gente que conocí en mis distintas actividades y cursos, de todos aquellos que hace tres días nos llenan de mensajes de distintas partes del mundo,  muchos sin conocernos se la juegan con palabras de afecto y de los que nos conocen muy bien y saben cuánto de sacrificio y esfuerzo además de todo lo bueno ha tenido este camino.

A nuestros padres, a ambas familias al completo a nuestros amigos de la infancia, del Básquet, de la vida , estas eran mis cuatro palabras ¡MUCHAS GRACIAS POR TODO! Y cada uno sabe por qué.

Paula Aimonetto 

 

Comentarios