Domingo 23.04.2017
Planetacb

REAL MADRID

Garuba y Garuba, una sociedad fraternal para el Real Madrid

En el baloncesto español se dan ese tipo de peculiaridades que se convierten casi en norma a lo largo de los años. Una de esas situaciones son las de parejas de hermanos que proliferan en nuestro basket. Los Martín (Fernando y Antonio), los San Epifanio (Juan Antonio y Herminio), los Llorente (José Luís y Toñín) o los Arcega (Fernando y José Ángel) estuvieron entre otros, como grandes parejas en la historia de nuestro baloncesto. Ahora los Reyes (Felipe y Alfonso) o los Hernángomez (Willy y Juancho) son de los más reconocidos, dejando para el final la que es posiblemente la pareja de hermanos más triunfante y famosa en la historia, los Gasol (Pau y Marc).

Dentro de esa línea de hermanos, aparecen dos que lo están rompiendo en la cantera del Madrid: Los hermanos Garuba, Usman y Sediq.

Garuba y Garuba, una sociedad fraternal para el Real Madrid

La cantera del Madrid en su sección baloncestística va muy bien, jugadores como Doncic, Willy Hernángomez (N.Y. Knicks), Radoncic o Santi Yusta ahora en Obradoiro son la muestra de que se producen jugadores de gran nivel, de que el trabajo en la base es inmejorable y ahora todo ese trabajo se proyecta sobre dos hermanos, los Garuba, porque a nadie en el club se le escapa que Usman y Sediq son las dos perlas con mayor proyección de la fábrica.

Usman Garuba tiene apenas 15 años recién cumplidos, pero su físico está tan desarrollado como el de un adulto. 2.00 metros y 99 kilos de pivot que adornan a este gigante de ébano, un muro en defensa como él mismo se ha definido en más de una vez. Por el contrario, Sediq Garuba, hermano menor de Usman, cuenta con 1.85 metros, 76 kilos y tan sólo 13 años, un alero que se proyecta en ataque de manera brutal.

Ambos hermanos son unos portentos físicos, pero sus aportaciones en cancha varían, mismos genes, diferentes motivaciones.

Usman tiene unas capacidades innatas para defender pues a sus 2.17 metros de envergadura, hay que unir que es tremendamente ágil y versátil. Taponador muy sólido, combina a la perfección esa capacidad para aguantar las fintas y elevarse rápido para impedir la canasta. A dicha faceta de taponador se une la de enorme reboteador, capaz de capturar rechaces ante jugadores con un físico parecido al suyo, donde lo que prima es leer el momento para saltar, donde la ventaja la da la ubicación y la astucia utilizando el cuerpo. Pero Usman no sólo produce cerca del aro propio, también es capaz de defender el perímetro. Rápido en desplazamientos laterales y ágil de manos para robar en bote, es capaz de defender a bases y escoltas rivales de manera eficaz. En ataque, se aprovecha de ese sexto sentido para adivinar donde colocarse y rebotear o leer muy bien los sistemas para encontrar posiciones cercanas al aro y anotar. Usman puede  tras rebote defensivo, salir botando como un base y llevar el contra-ataque de manera eficaz.

Para encontrar el lunar de este auténtico coloso, debemos ir a las situaciones de tiro alejadas, es ahí, lanzando a más de 3 o 4 metros donde no se siente cómodo, al igual que en los tiros libres, donde anota no más de 3 de cada 10 que intenta.

Si Usman se proyecta de la defensa al ataque, Sediq se mueve en sentido contrario. Tremendamente ofensivo, el pequeño de los Garuba es capaz de anotar en cualquier situación, desde cualquier rango de tiro. Tiende ir al aro con bote porque su voluminoso cuerpo le permite anotar acercándose al aro. Sin tener el espíritu de sacrifico de su hermano, Sediq sí trae de serie unas características de juego que no hacen sino engrandecer todo lo que ya su físico promete. Talentoso con el balón en las manos, listo leyendo los movimientos defensivos del rival, entiende a la perfección situaciones de puertas atrás que acaba en mate la mayoría de veces. Es atrás donde flojea, aunque su explosividad y envergadura, tapan esa dejadez defensiva que a veces aflora en esos jugadores con un talento notable a la hora de ver el aro rival.

Como dato anecdótico y de cara a una futura elección para el combinado nacional, decir que ambos han nacido en Madrid, ambos son españoles de nacimiento y ambos, pese a que sus padres sí proceden de Nigeria, podrán jugar con España.

Comentarios