Martes 30.05.2017
Planetacb

EUROLIGA

El cara a cara del Real Madrid - Fenerbahçe

Estambul acogerá otro de esos duelos que parece querer convertirse en un clásico europeo. Liga regular, cuartos de final y Final Four han visto como estos dos gigantes dirimían sus disputas con resultados parecidos. Si en 2015 era el Madrid quien en semifinales mataba las aspiraciones de Fenerbahçe y a la postre se coronaba campeón, el 2016 era el Fenerbahçe el que apeaba al Madrid en cuartos con un contundente 3-0 para caer en la finalísima ante el CSKA de Moscú.  

Foto: Virginia Pacheco / Planetacb
Foto: Virginia Pacheco / Planetacb
El cara a cara del Real Madrid - Fenerbahçe

Esta temporada, el balance entre ambas plantillas de nuevo se iguala, 1-1 siendo fundamental el factor cancha en cada choque. Fue el Madrid en el Wizink Center quien ganó con mayor solvencia, eso sí, el equipo turco se presentó con notables bajas como la de Bogdan Bogdanovic.

Llevados al simple juego, estamos ante la semifinal más atractiva y posiblemente igualada, con formas de encarar los partidos tan diferentes entre sí como lo son las personalidades de sus preparadores, Pablo Laso y Zeljko Obradovic.

El Madrid presenta una forma de juego dinámica y veloz, con tanteos altos, donde correr buscando transiciones en superioridad para aprovechar las enormes cualidades de hombres como Llull, Randolph o Doncic se antoja vital. Por el contrario, Fenerbahçe busca controlar el tempo de partido. Con una rotación más corta, los de Obradovic gustan de atacar en 5 vs 5 amparados en esa tremenda capacidad individual que tiene en todos sus hombres, capaces de desbordar a sus pares para anotar o doblar desde el exterior, o jugar cerca del aro o en segundas opciones tras rebote de ataque gracias a las capacidades atléticas de prácticamente todos sus integrantes. Ambas plantillas coinciden en la versatilidad de sus jugadores y la posibilidad de aportar en diferentes estadísticas con solvencia. Sin dudas, se encontrarán en la cancha parte de los mejores jugadores de Europa con diferencia.

Real Madrid - Fenerbahçe 12Foto: Virginia Pacheco / Planetacb

 

JUEGO EXTERIOR

Será importante ver quien domina el tempo de juego. Las opciones son correr y enloquecer el partido de la mano de Llull o bajar revoluciones, enfangando el juego y obligando a 5 vs 5 constantes por orden de Obradovic, ejecutado por Bobby Dixon o Sloukas.

El partido se dividirá en micro partidos a su vez, donde los emparejamientos individuales decantarán la balanza de un lado u otro. Llull-Dixon, Bogdanovic-Taylor, Datome-Doncic, serán a priori los emparejamientos estrella sin obviar a jugadores que se pueden antojar importantes como Rudy, Draper, Maciulis o Carroll por parte del Madrid contra Sloukas, Nunnally, Mahmutoglu o el potente Nikola Kalinic en el equipo turco. El conjunto que logre imponerse en el mayor número de emparejamientos individuales (micro-partidos) será aquel que se lleve la guerra por el perímetro y tenga un pie en la finalísima. Si de un lado parece que es Llull el jugador que puede romper y generar ventajas para los blancos desde el perímetro, es Bogdan Bogdanovic la nota diferencial para Fenerbahçe.

Real Madrid - Fenerbahçe 20Foto: Virginia Pacheco / Planetacb

 

JUEGO INTERIOR.

En la pintura del Sinan Erdem Dome se encontrarán las dos mejores parejas interiores de toda la Euroliga. Sin lugar a dudas, Ekpe Udoh-Jan Vesely por parte turca y Anthony Randolph-Gustavo Ayón por parte española son a día de hoy las parejas más eficientes y productivas de toda la competición, jugadores con una notable capacidad para anotar y defender con igual trascendencia. Más polivalente la pareja madridista debido a las capacidades de Randolph, un tipo con cuerpo y altura de center y las capacidades atléticas y técnicas de un alero, tirador decente desde la línea de tres y capaz de atacar con bote desde ocho metros como cualquier exterior. Ni Vesely ni Udoh son capaces de igualar el potencial ofensivo que tanto Randolph como Ayón pueden generar, aunque en cuestiones defensivas si son mejores la pareja turca. Si hablamos de la segunda unidad interior de cada equipo, el Madrid tiene mejores mimbres para tejer su propio sistema.

Mientras Fenerbahçe cuenta con Pero Antic como único interior al uso debido al gusto de Obradovic por las  rotaciones cortas, así que para poder dar descanso a los altos, tanto Kalinic como Datome deben actuar muchos minutos en posiciones interiores, ubicándose de falsos ala-pivots, bajando los centímetros del quinteto forzando casi situaciones de Small-ball. El Madrid por el contrario no necesita modificar sistemas, sólo cambiar cromos. El poderío físico y la capacidad reboteadora de Ayón puede encontrar en Othello Hunter o Felipe Reyes y la capacidad de abrir la zona y jugar casi como otro alero, pudiendo lanzar desde la larga distancia de Randolph la encontramos en Thompkins o Nocioni.

Tanto Fenerbahçe como Real Madrid de no haberse cruzado entre sí serían claros favoritos al triunfo final, dos equipos bien armados que saben a lo que juegan, dos grupos con un bagaje amplio a sus espaldas, experimentados, que mezclan juventud y veteranía, equipos bien llevados por sus respectivos entrenadores, dos filosofías de juego radicalmente distintas que deberán dilucidar en tan sólo 40 minutos cuál de ellas está  en mejor preparada para triunfar en Estambul.  

Comentarios