Martes 30.05.2017
Planetacb

EUROLEAGUE

Cinco detalles para el partido dos del Real Madrid - Darussafaka

No respiren más de la cuenta, el 1-0 conseguido por el Real Madrid ante el Darussafaka, a pesar de la enorme diferencia de valoración entre uno y otro equipo (97-64) al final del encuentro, no debe dar mucha calma a los pupilos de Laso frente a este segundo envite que le espera este viernes a las 21 horas y que puede ser más que decisivo para el desenlace de la serie, veamos cinco detalles a tener en cuenta.

Foto: Virginia Pacheco / Planetacb
Foto: Virginia Pacheco / Planetacb
Cinco detalles para el partido dos del Real Madrid - Darussafaka

1) El público debe entender que esto es un playoff.  Con alguna excepción de los animosos grupos del fondo Jorge Juan en el WiZink Center, el ambiente no era el que se debe para un playoff en que te estás jugando nada más y nada menos que acceder a una Final Four, bastante alejado de lo vivido hace unos años frente a Olympiacos por poner un ejemplo. La gente debe ser consciente de que Darussafaka, a pesar de no tener el nombre de otros equipos turcos o griegos, está por merecimiento propio en los playoffs y no es, para nada, un mal equipo, dejando detrás de él a rivales como Estrella Roja o FC. Barcelona por poner dos ejemplos significativos, así más convertir el Palacio en una atmósfera irrespirable para el rival y menos venir a sentarse en el asiento a pasar el rato hasta que no llegue el momento de la verdad.

2) La salida no debe repetirse. El Real Madrid tuvo una salida completamente fuera de lugar, un equipo con poca intensidad en acciones defensivas que veía cómo les eran arrebatados los rebotes o eran superados en el 1x1 con demasiada facilidad, cierto que al final pudo enmendar el error y acabar ganando el partido, pero ese -12 que se veía en el segundo cuarto, debe hacer reflexionar a los jugadores que la concentración debe ser máxima durante cuarenta minutos y que, Dios no lo quiera, puede haber un día que Llull no meta esos triples de locura que hicieron que el equipo despertara de su letargo.

3) Correr versus 5X5. Ciertamente los entrenadores de ambos equipos tienen claras sus ideas, el de Laso es jugar mucho en campo abierto pero basándose en el contraataque y posesiones cortas como seña de identidad, en el caso de Blatt, su idea también es campo abierto, pero en este caso solo en mitad de cancha, intentando aislar la mayor cantidad de situaciones de 1x1 para que haya entradas o doblar pases a aquellos que ocupan las esquinas, si pasa como el miércoles con Wanamaker y Harangody, la empresa no será fácil, así que será básico quién sea capaz de imponer el ritmo.

4) El poderío interior del Madrid. Si algo supo aprovechar el Madrid para recuperar el mando en el marcador, fueron los partidos jugados por Gustavo Ayón y Othello Hunter, eclipsados como otras tantas veces por la descomunal actuación de Llull, pero, sinceramente hablando, dudaríamos de la victoria de los locales si no hubieran estado tan sólidos en el poste bajo y sabiendo moverse con la suficiente rapidez para que las trampas de las ayudas pretendidas por Blatt no fueran efectivos. Si sigue sacando aprovechamiento ahí y los exteriores están un poco más entonados y centrados, la victoria se podría decantar claramente para los blancos.

5) Small ball. Algunas veces para ganar tienes que ponerte a jugar como tu enemigo, en el partido del miércoles tuvimos que ver a Anthony Randolph de cinco acompañado de cuatro pequeños en que casi todo el mundo estaba abierto, eso dificulta mucho que jugadores como Felipe Reyes tenga minutos ya que puede estar en desventaja cuando tiene que salir a defender a los jugadores del Darussafaka cuando salen fuera de la zona, digamos que en este estilo de partidos, alguien como el nombrado Randolph tiene grandes posibilidades de triunfar en un escenario que le puede resultar ideal para desplegar todo su potencial.

Mañana, segundo asalto, la cita a las 21 horas. 

Comentarios