Martes 30.05.2017
Opinión
Javier Rodríguez
12:15
19/05/17

Perdonen, pero eso del tapado se lo dicen a otros

Contemplo en las últimas horas previas a ese partido de la Final Four entre Real Madrid y Fenerbahce que sesudos comentaristas, expertos y los propios entrenadores de Euroliga, dicen que el conjunto de Pablo Laso es el tapado de la competición sin ningún favoritismo para ganar el título y yo pregunto desde mi absoluta ignorancia ¿tapado?  Pues solo se me ocurre esto, ¡¡y una leche!!

Foto: realmadrid.com
Foto: realmadrid.com
Perdonen, pero eso del tapado se lo dicen a otros

Ahora resulta que somos el tapado porque quedamos primeros en la fase regular de Euroliga tras 30 jornadas de sangre, sudor y lágrimas ya que nuestro carácter competitivo nos impedía nadar y guardar la ropa, preocupándonos de conseguir tan noble lugar cuando podíamos haber relajado para quedar “solamente” entre los tres primeros.

¿Acaso somos el tapado porque nos plantamos como líderes en nuestra liga doméstica tras conseguir el mejor puesto posible después de 32 jornadas y en un año que hasta seis equipos luchaban por conseguir estar dónde estamos nosotros? Creo que tampoco cuela ¿o quizás por no estar ya con el primer título importante de la temporada, ergo, la Copa del Rey? Sí, sí, ese título en que Fenerbahce cayó en cuartos de final ante Anadolu Efes en su homónimo torneo turco.

A ver si ahora nos van a asustar unos cuantos turcos gritando como posesos, cuando en nuestras filas hay gente que tiene cinco presencias en Final Four a sus espaldas, que se ha llevado el triunfo en canchas como el Pionir, Oaka Arena, La Fonteta y otras tantas que hay en Europa y particularmente en España, si es que ya lo decía el maestro Manolete ¡¡En peores plazas hemos toreado!! Además, habrá que contentar a nuestro chico Luka Doncic, cuando dice que la mejor sensación que tiene uno jugando con ambiente en contra es cuando metes una canasta y todo el mundo se calla, pues qué narices, vamos a repetir muchas de esas hoy.

Oye, que los turcos son buenos de narices, pero no me digan que nuestro Llull no corre más que Dixon, que Rudy no defiende con solvencia a Kalinic, que Randolph no le va a meter unas cuantas “in your face” a Vesely y que tanto Hunter como Ayón pueden merendarse a Udoh, así que menos lobos, caperucita, que ellos tienen mucha calidad pero la nuestra también desborda a raudales y si acaso Bogdanovic tiene el día tonto desde el triple, seguro que tiene su perfecta contestación con Jaycee Carroll y lo voy a dejar ahí.

Por último, tampoco me cuenten historias con que pita Lamonica, nuestros jugadores deben tener la cabeza fría para aguantar el protagonismo que ya le conocemos de sobra, no entrar en guerras absurdas y, sencillamente, considerar lo que es, un elemento más del juego, sin más. Mucha más presión y nervios tendrá Fenerbahce si ve que el plan urdido por Obradovic no da sus frutos.

Así que ya saben, que vayan a decirle a otros eso de que somos un tapado, igual que dijeron en la Copa del Rey de Coruña en el 2016, a lo mejor la sorpresa se la llevan ellos. 

Comentarios